Se endurecen las penas por delitos de tráfico

Anna González es una de las protagonistas de una de las campañas de la DGT. Perdió a su marido en un accidente de tráfico cuando éste circulaba en bicicleta por el arcén. Un camión lo arrolló y se dió a la fuga. Por suerte, se le pudo identificar por los restos del vehículo que quedaron en la cuneta. Fue detenido y procesado. Aunque solo se le pudo imputar un homicidio imprudente y no así por un delito de omisión de socorro.

Este es uno de los muchos casos que ocurren. Por este motivo, el Senado aprobó a finales de Febrero el endurecimiento de las penas por delitos de tráfico. Una reforma del Código Penal fruto de la campaña #PorUnaLeyJusta, emprendida por Anna González.

Cambios de la reforma

Los principales cambios se aplicarán en cualquier accidente de tráfico, no solo a los atropellos de ciclistas.

  • Abandono del lugar del accidente. Será un nuevo delito y se castigará con penas de prisión. De 2 a 4 años si el accidente es resultado de una imprudencia y de 3 a 6 meses si el siniestro es fortuito. Hasta ahora solamente se consideraba delito de omisión de socorro cuando la víctima estaba viva y no había otra persona que la pudiera auxiliar. Pero si había víctimas mortales, ese delito no existía.
  • Imprudencia grave. Hasta ahora, un juez era el encargado de valorar caso a caso cada conducta y decidir si se consideraba una imprudencia grave o no. Con la nueva reforma, cuando se comete un delito contra la seguridad vial causando fallecidos o heridos pasará a ser considerado imprudencia grave. Algunos de los delitos contra la seguridad más importantes son la conducción bajo los efectos de las drogas, dar positivo en alcohol con una tasa mayor de 0,5 mg/l de aire espirado, ir a más de 60 km/h en ciudad o 80km/h en carretera y conducir sin permiso.
  • Hasta 6 y 9 años de cárcel. Tras la aprobación del endurecimiento de las penas por delitos de tráfico, un juez “podrá” agravar la pena en un grado (hasta 6 años de cárcel) si se causan como mínimo dos fallecidos o un fallecido y un lesionado muy grave. Y hasta 9 años de prisión si hay muchos fallecidos, aunque en este caso será el juez el que decida y aprecie “cuántos son muchos”. La diferencia con respecto a la anterior ley es que la pena máxima a la imprudencia grave con resultado de muerte era de cuatro años como máximo, sin importar el número de fallecidos.
  • Los siniestros menores vuelven a ser delitos. Faltas como adelantamientos prohibido, saltarse un semáforo o un stop, conducir manipulando el móvil, no guardar la distancia de 1,5 metros cuando se pasa a un ciclista… con resultado de lesiones o muerte, se consideraban faltas dentro del Código Penal, hasta que en 2015, tras una modificación legislativa, se eliminaron estas faltas y la víctima quedaba desprotegida ante las aseguradoras. Ahora, con los nuevos cambios, la pena es pequeña (de 3 a 6 meses de multa). Pero lo importante es que vuelven a considerarse delito y las víctimas están protegidas por la legislación penal (abogado de oficio, actuación de la fiscalía y peritajes judiciales).

Autoescuela Marcos

Desde Autoescuela Marcos hacemos hincapié en la seguridad vial para prevenir accidente de tráfico o miminizar sus efectos, especialmente para la vida y la salud de las personas.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.