¡Cambio de hora!

Como todos los años, en marzo y en octubre nos toca cambiar la hora. Y este fin de semana lo hemos hecho. La madrugada del sábado 24 al domingo 25 de octubre hemos retrasado nuestros relojes una hora. A las 3 de la madrugada volvían a ser las 2

Hemos entrado de lleno en el horario de invierno, por lo que se hará más pronto de noche. Y eso afecta a la conducción, porque conduciremos más tiempo de noche, además de poder sufrir las condiciones climatologías adversas propias del otoño y del invierno: lluvia, nieve, frío, niebla…

Consejos para conducir con el cambio de hora

Desde Autoescuela Marcos te damos algunos consejos:

  • Visibilidad. Las luces desempeñan un papel fundamental tanto para ver como para ser visto. Hoy en día, la mayoría de los coches que circulan llevan luces de conducción diurna (LCD). La Dirección General de Tráfico (DGT) aconseja llevar encendidas las luces de cruce incluso de día si no disponemos de las LCD. De hecho, varios estudios afirman que un coche oscuro con las luces encendidas puede ser visto 170 metros antes respecto a uno que no las lleva.
  • Fatiga. El cambio de hora puede afectar a nuestro sueño e, incluso, a nuestra salud (dolores de cabeza, distracciones, fatiga…). Por eso, se recomienda adaptarse lo más rápido posible a este cambio de horario y llevar una rutina regular, tanto de comidas como de descanso.
  • Automóvil en buen estado. Fundamental para una conducción segura y sin riesgos. Es importante hacer un mantenimiento regular del vehículo y vigilar los neumáticos, sobre todo, la presión.
  • Previsión meteorológica. Anticípate a los posibles peligros que te puedas encontrar a causa del tiempo. Infórmate de la previsión meteorológica y si es necesario, busca alternativas, ya sea cambiando de ruta o adelantar o retrasar una salida. 
  • Aquaplaning. ¡Cuidado cuando llueve! El aquaplaning se produce cuando el neumático del vehículo no es capaz de evacuar el agua depositada en la calzada, haciendo patinar al automóvil por perder totalmente la adherencia.
  • Conducción de noche. La gran mayoría de los desplazamientos se producen durante el día. Aún así, el porcentaje de accidentes por la noche es mucho mayor. Y eso es porque cuando se conduce de noche la agudeza visual se pierde y el campo visual disminuye, por lo que tardamos más en identificar algún objeto más tiempo y tardamos más en interpretar las señales. La DGT recomienda en estos casos reducir la velocidad permitida en un 20%.

 

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.